Matemáticas en tu mundo

Matemáticas y Cine

 

  

EL AVISO

Ficha técnica.- Título: El aviso. Diirector: Daniel Calparsoro. Actores: Raúl Arévalo, Aura Garrido, Hugo Arbués, Belén Cuesta, Antonio Dechent y Aitor Luna. Guión: Chris Sparling, Jorge Guerricaechevarría y Patxi Amezcua (novela: Paul Pen). Música: Julio de la Rosa. Fotografía: Sergi Vilanova. Producción: Morena Films/ Tormenta Films/ ICAA/ Movistar+/ Netflix/ Televisión Española (TVE)/ Warning of Rivard. España 2018.

Argumento.- La película comienza en 2008, en una gasolinera de Madrid cercana a las cuatro grandes torres Bussines Area, construidas en los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva. Este será el escenario principal de la película, al que se volverá repetidamente. Jon presencia un tiroteo en el que cae malherido su amigo David, que queda al borde de la muerte. Conoce que allí mismo ocurrió otro suceso similar años atrás. Investigando, descubre un total de cuatro tiroteos diferentes desde 1913 en el mismo lugar. Reúne los datos y advierte la común secuencia numérica 53-10-32-42-21 en las edades de las personas presentes, así como en los intervalos de años entre los sucesos. Además, se repite una fecha, el 12 de abril. Eso le lleva a concluir cuándo se producirá un nuevo tiroteo y quién será la víctima. Intentará salvarle, con 10 años de antelación.

Comentario.- El cine y las teleseries nos han ofrecido trhillers donde una serie de asesinatos responden a una pauta matemática: números primos (El asesino del calendario), número de oro (Mentes criminales), números de Fibonacci (El código Da Vinci), claves criptográficas (Zodiac), símbolos pitagóricos (Los crímenes de Oxford), etc. En todos ellos, eran los asesinos quienes, guiados por una particular estética o una obsesión, establecían la pauta. En El aviso no hay un ejecutor común, así que, descartado el azar, se atribuye esa pauta inexorable al destino o a una maldición. Planteamiento nada racional ni científico.

Una eficaz campaña de promoción dio a esta película repercusión en los medios, con titulares como "Las matemáticas no mienten" (El País), "¿El destino es cosa de matemáticas o entra en juego la casualidad?" (Quo), "¿Pueden las matemáticas ser culpables de asesinato?" (El Confidencial), etc.

En la presentación de la película intervino el matemático Alberto Enciso, quien declaraba: "Descubrir algo en matemáticas es impresionante. Es como una especie de droga. Cuando llevas muchos años trabajando en un problema y por fin llega ese momento en el que se te ilumina la bombillita y compruebas que es cierto y además es fácil, cuando muchos antes pensaban lo contrario, es algo espectacular. Nos ha sucedido ya en varias ocasiones y el subidón es brutal”. Y añadía: “Los números mienten cuando los interpretamos mal. Por ejemplo, ¿me creeríais si os dijera que el número de pisadas de una persona puede determinar la meteorología? Si me decís que no, estaríais en lo cierto, porque no lo hace, pero si lo interpretamos mal podríamos llegar a decir que sí. Si salimos a la calle y contamos las pisadas y por dónde lo hace la gente y con eso tendremos una lista de números. Si estas pisadas se concentrasen en una zona techada, es porque estaba lloviendo, si no, es porque no lo estaba haciendo. ¿Esto quiere decir que la secuencia determina el tiempo que hace? No. Pero los números no están mintiendo, nos dicen una verdad, pero es cuestión de los seres humanos de equivocarnos al interpretar lo que sucede”.

Todos esos preliminares me hicieron concebir la esperanza de que esta película podía ofrecer algo interesante desde un punto de vista matemático. Pero luego comprobé, para mi decepción, que lo que los críticos llamaban "matemáticas" era tan solo la repetición de los citados números, tal y como he descrito en el argumento; nada más.

Mi balance sobre El aviso es el que sigue.

En negativo: Jon descubre la pauta porque tiene una buena capacidad matemática, según acreditan en la casa diplomas y trofeos de su paso por las Olimpiadas Matemáticas. Y, para que no falten los tópicos, padece esquizofrenia y alucinaciones. Una vez más, matemáticas y problemas mentales asociados... (ya es enojosa esa reiteración en tantas películas). Y también, la confusión de la numerología con las matemáticas, si bien no es achacable tanto a la película como a su promoción.

En positivo: Hay escenas de intensidad dramática bien conseguida (el miedo del niño, la despedida en el lecho de muerte). También, la cuidada ambientación, fiel a la cronología. Me refiero a las escenas que transcurren en 2008, donde vemos teléfonos móviles pero no smartphones (en las escenas de 2018 estos los llevan hasta los niños). Y, también en 2008, los andamiajes (efectos digitales) sobre las torres Business Area que fueron terminadas en esas fechas. Estos pueden parecer detalles de fácil resolución pero, cuando se trata de un pasado tan cercano, pueden ser obviados.

Como trhiller de entretenimiento tal vez El aviso me hubiera satisfecho. Pero fui a verlo con unas expectativas matemáticas que luego no se vieron cumplidas.

 

Mi amigo Alfonso J. Población, gran conocedor de las relaciones entre cine y matemáticas expresa opiniones similares en su extensa reseña, publicada en Divulgamat.

Enlace: https://goo.gl/iUY1tu

 

 

 

 

 

 

   

 

(C) José María Sorando Muzás                                            

                contacto                                        Bajo licencia Ceative Commons 3.0 España