INICIO

Poesía y Matemáticas

 

 

    

  

Una mano hizo el número

Una mano hizo el número.

Juntó una piedrecita

con otra, un trueno

con un trueno, un águila caída

con otra águila,

una flecha con otra

 y en la paciencia del granito

una mano

hizo dos incisiones, dos heridas,

dos surcos: nació el número.

 

Creció el número dos y luego

el cuatro:

fueron saliendo todos

de una mano:

el cinco, el seis,

el siete,

el ocho, nueve, el cero,

como huevos perpetuos

de un ave

 dura

 como la piedra,

que puso tantos números

sin gastarse, y adentro

del número otro número

y otro adentro del otro,

prolíferos, fecundos,

amargos, antagónicos,

numerando,

creciendo en las montañas, en los intestinos,

en los jardines, en los subterráneos,

cayendo de los libros,

volando sobre Kansas y Morelia,

cubriéndonos, cegándonos, matándonos

desde las mesas, desde los bolsillos,

los números, los números,

los números.

Pablo Neruda 

  

   
 

 

 

José María Sorando Muzás

contacto