INICIO

 Matemáticas

y Sociedad

   

 

        

Proporción o porcentaje, un asunto político

   

Leo en el diario Alto Aragón (12-10-2017) este titular:

Mayte Pérez (Consejera de Educación): "Hay un error de interpretación por nuestra parte y estamos intentando entender qué diferencia hay entre porcentaje y proporción"

Intrigado porque tal duda matemática se haya convertido en asunto judicial y político, busco más información en la prensa aragonesa y parece ser que el caso es el siguiente:

La escolarización de los Alumnos con Necesidades Educativas de Apoyo Específicas (Acneae) se viene produciendo de forma desigual, recayendo en mayor medida sobre los centros públicos. En bastantes casos (salvo honrosas excepciones), los centros privados concertados (también sostenidos con fondos públicos) eluden a los alumnos con discapacidades, así como a otros (con retraso escolar severo, con historial conflictivo o pertenecientes  a grupos vulnerables, etc.) que requieren una atención especial y son por ello más "incómodos". Un centro con especial incidencia de esa situación es el Colegio Público Pío XII de Huesca, que ha llegado a rozar el 40% de Acneeas.

A raíz de una denuncia que puso la Asociación de Madres y Padres (Amypa) del Colegio Pío XII, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) exigió a la administración que se fijara la proporción de Acneeas que debe escolarizar cada centro sostenido con fondos públicos, considerando necesaria la aplicación de "medidas decididas para superar la innegable existencia de centros públicos segregados".

Con ese loable propósito, el 15 de junio de 2017, el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón publicó una orden que establecía un porcentaje máximo del 20% de Acneeas en cada centro, cuando antes el máximo era del 30%.

La Amypa del Pío XII consideró que hasta ese máximo del 20% caben muchas diferencias entre centros  y que no se garantiza así el equilibrio exigido. Interpuso una nueva denuncia y nuevamente el TSJA les ha dado la razón, anulando la orden del 15 de  junio y recordando que " el porcentaje máximo en el que se empeña el departamento y la proporción concreta que fija la ley no son términos en modo alguno asimilables pues lo que la normativa establece, ante todo, es el equilibrio de este tipo de alumnado entre todos los centros para lograr la igualdad en la calidad educativa y la cohesión social".

Vayamos a la parte matemática del asunto:

Una razón es el cociente entre dos números que, tratándose de alumnos, son números naturales; es decir, una razón es una fracción.

Ejemplo: Si en el colegio A hay 16 Acneeas de un total 80 alumnos, la razón 16/80 expresa la situación. Si en el colegio B hay 24 Acneeas de un total de 105 alumnos, la razón es 24/105.

Un porcentaje es una razón en cuyo denominador aparece el número 100. Aunque en este caso no sea 100 el número de alumnos de cada colegio, al hacer referencia a ese común denominador, los porcentajes permiten comparar mejor colegios con poblaciones desiguales.

Ejemplo: En el colegio A hay un 20% de Acneeas (15/80 = 0,2 = 20/100)

En el colegio B hay un 16% de Acneeas (24/105 = 0,16 = 16/100).

De modo que, aunque en B haya un número total de Acneeas más alto (15<24), en A su incidencia es mayor (20% > 16%).

Una proporción es la igualdad de dos razones.

Ejemplo: No hay proporción entre la presencia de Acneeas en A y en B, ya que 15/80 no es igual que 24/105; o, lo que es lo mismo, el 20% no es el 16%.

Volviendo al caso del colegio oscense, tienen razón los padres y madres del Pío XII al decir que un porcentaje máximo no asegura la equidad en el reparto. Sorprende que el problema, según la consejera, sea "entender qué diferencia hay entre porcentaje y proporción", duda que se puede solventar consultando un libro de texto de Matemáticas de 1º ESO. En cualquier caso, bastantes matemáticos estamos en nómina del departamento y uno solo basta para aclarar el asunto...

La dificultad real para la administración probablemente sea la de redistribuir a los Acneeas, imponiendo  "la igualdad en la calidad educativa y la cohesión social" de que habla la sentencia, por encima de criterios de conveniencia de familias y centros.

 

 

   
El

 

 

 

(c) José María Sorando Muzás

contacto