logo MTM

Matemáticas

en tu mundo

Matemáticas y Cine

 

   

Jinetes de la justicia

Ficha técnica.- Título: Jinetes de la justicia (Riders of Justice). Director: Anders Thomas Jensen. Actores: Mads Mikkelsen, Nikolaj Lie Kaas, Gustav Lindh, Roland Møller y Andrea Heick. Guión: Anders Thomas Jensen y Nikolaj Arcel. Música: Jeppe Kaas. Dinamarca. 2020.

Sinopsis.-

Otto es un matemático que viaja en el metro cuando se produce un accidente. Había cedido su asiento a una señora y esta fallece en el siniestro. Recopilará datos acerca de los viajeros de aquel vagón y enlazando esos datos según su particular criterio llega a la conclusión de que no se trató de un accidente sino de un atentado contra uno de los viajeros. Se pone en contacto con Markus, militar viudo de aquella señora, y su hija. Ellos dos, junto con sus colegas Lennart y Emmenthaler (este es un experto hacker), iniciarán la misión de vengar aquella muerte.

 

Comentario.-

La película ofrece una inusual mezcla de géneros y estilos: el thriller, las disquisiciones filosófico-matemáticas, la acción, un drama de desencuentro paternofilial, algo de humor y todo ello desde la sobriedad narrativa del cine nórdico. La mezcla resulta bien lograda, consiguiendo una película que se ve con interés por ser inclasificable a la vez que amena.

¿Y qué hay de matemáticas en ella? Al comienzo Otto expresa su confianza en la predicción basada en el conocimiento estadístico:

"Este algoritmo podrá, en teoría, cuando tenga capacidad de procesamiento predecir sucesos antes de que ocurran. Todo suceso es producto de una serie de eventos que le preceden. Como no disponemos aún de la información suficiente los etiquetamos como coincidencias, pero no lo son. Si un conductor ebrio choca durante una tormenta no lo llamamos casualidad porque tenemos los datos para establecer una relación causal".

En el caso del accidente del metro, Otto construye una cadena causal en base a la condición de testigo protegido de uno de los fallecidos, al comportamiento extraño de un pasajero con un sandwich y a un algoritmo de reconocimiento facial aplicado a una grabación de la cámara del andén, que ofrece un escaso margen de error entre dos individuos. Decide entre ambos aplicando el "sentido común". Sus decisiones conducirán a hechos violentos con consecuencias fatales y equivocadas, porque ni los márgenes de error, por pequeños que sean, deben ser despreciados en decisiones críticas ni el "sentido común" es algo inapelable. Como concluye Otto:

"Todos los sucesos tienen su propia trayectoria, sus propios hilos que se entrelazan con otros sucesos y otras vidas, hasta el infinito, en una ecuación descomunal. Tu cerebro jamás será capaz de procesar más que una pequeña parte de esos datos y jamás serás capaz de sacar una conclusión efectiva".

La vida entonces no está regida por el azar ni tampoco por un determinismo simple, se trata de un fenómeno caótico regido por la causalidad hasta extremos que escapan a nuestro control. Por ello:

"En la vida no hay nada seguro".

 

 

 

 

 

   

 

(C) José María Sorando Muzás                                            

                   e-mail                                        Bajo licencia Ceative Commons 3.0 España